Camareros de Sevilla acuerdan trabajar 8 horas y cotizar 4 para salvar la hostelería - SevillaLowCost.com

Suscríbete a SevillaLowCost

Introduce tu correo electrónico para recibir las mejores ofertas el primero

Camareros de Sevilla acuerdan trabajar 8 horas y cotizar 4 para salvar la hostelería

Camareros Sevilla

La Unión de Camareros de Sevilla ha decidido seguir trabajando entre 8 y 12 horas a cambio de un contrato de media jornada, tal y como venían haciendo desde que la hostelería existe en la capital andaluza. 

Pero esta vez lo harán en nombre de la hostelería sevillana, para salvar los negocios que les dan de comer a sus familias, debido entre otras cosas a que en la paga que les ha quedado no se contempla el dinero cobrado en negro, otra de las denuncias que hacen al ejecutivo comunista nacional bolivariano, comandado por un Pablo Iglesias que es quien le mete la mano por detrás a su marioneta Pedro Sánchez, tal y como hiciera en su día el gran Jose Luis Moreno con Macario. 

Camareros de Casa Margarita , uno de los restaurantes de carne rápida chamuscada más populares de la ciudad, creen que ya nunca volverán a hacer esas decenas de miles de euros que hacían muchos sábados y domingos y que si con eso ya no daba para contratar a jornada completa, pues imagínate ahora. 

Pero no todos los camareros secundan esta propuesta y los que componen la Asociación de Camarerxs Estudiantiles Fuertecitxs y con Escote (una minoría) han propuesto como solución que los dueños de los establecimientos donde trabajan vendan sus Mercedes, para así poder pagar las nóminas durante los meses malos. Ante esto, los dueños de establecimientos afectados han amenazado con traerse unos robots de China que sirven la Cruzcampo con un dedo exacto de espuma en 2,5 segundos. 

Por otro lado, la Asociación de Cachimberos Tatuados están investigando la posibilidad de incorporar tests rápidos de coronavirus en las boquillas de las cachimbas, algo que creen que podría salvar el lucrativo negocio de vender unos gramos de tabaco por 15€.

Ante el anuncio de la desescalada, la guerra está servida dentro del negocio hostelero de Sevilla y veremos cómo resuelven empresarios y trabajadores la crisis que se avecina. 

La información de este artículo es ficticia y a modo de denuncia sobre la situación de muchos camareros de Sevilla que no cotizan las horas que trabajan. Todo nuestro apoyo hacia a ellos y hacia los hosteleros que sí cumplen con la ley y tienen que luchar con una competencia desleal. 

Deja una respuesta